Información sobre uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra Política de Cookies.

alimentacion.es

Campo verde en primavera Paisaje campo soleado Campo en primavera Viñedo en invierno Cereal segado Arrozal Trigo segado Paisaje de cereales en primavera Campo de trigo Viñedo al atardecer Paisaje de un encinar adehesado Viñedo en verano
Lupa

Conoce lo que comes

Buscador de Recetas

Lasaña fría de anchoas en sopa de tomate
icono estrella
Muy buena
Ingredientes
  • 32 anchoas del Cantábrico
  • 1 paquete de pasta china
  • Aceite de oliva
  • 8 tomates de rama Azúcar
  • 1 lata de pimientos de piquillo
  • Crema de queso
  • Nata
  • Sal
  • Perejil
  • Vinagre de vino
  • Vinagre de Módena
  • Hielos 

Dificultad

2 Media

Medidas caseras por ración/persona


Número de comensales


Foto de Lasaña fría de anchoas en sopa de tomate Preparación

La Anchoa:
En primer lugar lavar la anchoa con abundante agua fría.
Una vez que esté limpia de sangre e impurezas, comenzar a manipular, quitándole la espina y la cabeza, dejando los lomos.
Una vez preparados, colocar encima de una tabla y alinearlos de arriba a abajo; seguidamente cortar la cola y el sobrante de la cabeza, quedando así los lomitos rectangulares.
A continuación sumergir en un recipiente, en el cual habrá vinagre y sal, para marinarlos de 2 a 3 horas.
Pasado este tiempo escurrir bien y bañarlos con aceite de oliva.

La Pasta:
Poner en el fuego una cazuela baja y ancha con abundante agua y un chorro de aceite.
Por otro lado, echar la pasta en el agua una vez que esté hirviendo; la pasta se debe echar poco a poco; como mucho, en cada tanda se debería echar unas cinco o seis láminas.
Una vez sacada la primera tanda, enfriar las láminas rápidamente sumergiéndolas en un recipiente de agua y hielos. Reservar.

La Crema:
Para realizar la crema, ayudarnos con un bol mediano, el cual, por sus dimensiones, valdrá para mezclar mejor la masa.
Esta masa estará compuesta por tres cuartas partes de crema de queso y por una parte de nata.
Una vez obtenida una masa homogénea pero apta para trabajar, ponerla a punto de sal y reservar.

Aceite de perejil:
Empezar deshojando el perejil.
Una vez obtenida una cuarta parte de ésta llena, verter aceite hasta cubrir el perejil y triturar sin temperatura y a velocidad fuerte, obteniendo así un aceite de oliva de color verdoso con virutas pequeñas de perejil. Reservar.

Puré de piquillo:
Poner el piquillo en una sartén a fuego suave, con ajos, aceite de oliva, sal y azúcar.
Pasados unos 20 min. y una vez que el pimiento ya esta tierno, triturarlo a la máxima potencia hasta obtener un puré ligero y rojizo.
Colar el puré para que no tenga ninguna pepita. Reservar.

Puré de tomate:
Cortar el tomate muy maduro por la mitad, de izquierda a derecha y no de arriba abajo.
De esta manera aseguramos que a la hora de obtener las dos mitades, vemos en éstas, perfectamente, las vegetaciones que habrá que retirar del tomate.
Una vez que el tomate está listo, triturarlo a máxima velocidad.
Añadir al tomate aceite de oliva y echarle un poco de sal y azúcar, que al igual que en el piquillo, ayudará a contrarrestar la acidez.
Colocar y reservar.

Presentación

Es recomendable utilizar un plato hondo, colocando por este orden: el puré, la pasta, la crema de queso, anchoas, pasta, aceite de perejil, vinagreta de vinagre de Módena y aceite de oliva y acabar rallando la lasaña de arriba a abajo con el puré de piquillo.
 

Valor Nutricional


Comentario nutricional

tipo_tridion= dificultad_tridion=2 Media